sábado, 11 de junio de 2011

Espinillas que no olvidan


No por nombre de hogareño
Son tus golpes más pequeños
Más que aguja y buena tela
Te fabrican en cantera
Tú dureza y resistencia
Causan buenas penitencias
Y un remate de cabeza
Puede ser una proeza
Más por mucho que andes listo
Siempre acabas hecho un cristo
Con morados que intimidan
Y espinillas que no olvidan

2 comentarios:

  1. Esos balones no eran para jugar, eran para vengarse!! XD

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja que buenaaa tose!! Nunca olvidaré el año de las escuelas que cuando le daban a la pelota yo me esperaba hasta que botara para darle porque eso era mas duro que una piedra jejeje (tu primo)

    ResponderEliminar