lunes, 25 de abril de 2011

Son cuatro pipas


Excelente aperitivo
Aunque peca de adictivo
En paquetes racionadas
Pues si empiezas nunca acabas
Que alegría cuando encuentras
En la bolsa alguna almendra
Y si abusas demasiado
Queda el labio almidonado
No es mortal como el veneno
Más prevengo al nazareno
Que si vas y te descalzas
Ellas pinchan como zarzas
Y a sabiendas que las tiran
No te extrañe que te digan
Cómprate alpargatas nuevas
Y no seas ablandabrevas

2 comentarios:

  1. Jajajaja ¡Muy bueno, Antonio! Cómo se me ponían a mí los labios cuando mi prima me llevaba al parque y me compraba bolsas y bolsas de pipas, vaya cuadro xD

    ResponderEliminar