sábado, 23 de abril de 2011

El Paluego


Habitante impertinente
Que se adhiere cual ocupa
En los huecos de los dientes
Y en raciones él se agrupa

Sus orígenes diversos
Lo hacen un menú perfecto
De verdura viene escaso
Más de carne es suculento

De presencia muy molesta
Aunque a veces estupenda
Pues algunos te detestan
Y otros te usan de merienda

No lo dejes demasiado
Que aunque esté bien abrigado
Un paluego apelmazado
Es paluego caducado

6 comentarios:

  1. Me gusta. El poema y el paluego. Compañero de tardes de hambruna estudiantil.

    ResponderEliminar
  2. gracias compadre, que bonito es rememorar el sabor de ese paluego exquisito del bistec del medio día... gloria bendita oiga...

    ResponderEliminar
  3. Dariroriero23 abril, 2011

    Y yo que soy más de paluegos de jamón de pata negra...

    ResponderEliminar
  4. Eso está buenísimo, que lástima que no se quede también el aceite sino sería el mejor paluego del mundo jajaja

    ResponderEliminar
  5. el paluego es muy socorrio,por que si te gusta el almuerzo,pa la cena lo volvemos a rescatar y se ahorra uno de poner la sarten.

    ResponderEliminar
  6. los dentistas que recomiendan lavarse los dientes después de cada comida, es que no pasan hambre...

    ResponderEliminar